“Mi hermano pequeño invisible” es el cuento de las gafas mágicas

 

-¡¡Mamá las gafas son mágicas, cuando te las pones hay dibujos que desaparecen!!- y así  ha sido rebautizado, con permiso de su autora. En casa HachE lo conoce como el libro de las gafas mágicas.

 

Seguro que todos y todas disfrutáis con la capacidad que tienen los niños para sorprenderse y la cara de entusiasmo que ponen cuando algo les interesa de verdad. Pues no sólo ellos van a quedar con ojos de plato, tapados por unas estupendas gafas, si no que todo el que lo tenga entre manos está enfrente de un universo imaginario por descubrir.

 

 

 

 

“Tengo un hermano invisible”. De esta manera comienza la primera historia. 

Ataviados con las gafas podemos ver como el protagonista junto a su hermana mayor inventa una máquina de invisibilidad y el pequeño decide salir a probarla. En su camino se encuentra con fieras salvajes, sube al espacio exterior, desciende al fondo del mar y ¡¡hasta tropieza con un oso!!! Todo esto con esa capacidad que tienen los niños de pensar que si ellos tienen los ojos tapados, el resto del mundo no les ve a ellos.

 

“Tengo un hermano que cree que es invisible”, podemos leer ya sin gafas.

Y desde este punto de vista  compruebas como lo que ha sido el recorrido por un mundo de fantasía del pequeño protagonista no son más que escenas cotidianas vividas en una gran ciudad que desde su mundo imaginario ha transformado.

 

La responsable de esta genialidad es Ana Pez, que en el año 2015 fue ganadora del Premio Ópera Prima en la prestigiosa Feria del Libro de Bolonia. Y no ha sido para ella un trabajo fácil, si no que es el resultado de años de trabajo y de búsqueda de un estilo propio. Como ella cuenta el proyecto comenzó con la idea de crear una historia a partir del juego de invisibilidad. Con esto como punto de partida fue tomando forma Mi hermano pequeño invisible.

 

Es un libro que sorprende no solo por su historia e ilustraciones, que son magníficas, si no también por la dualidad fantasía- realidad que sea crea con el juego de las gafas. Ponérselas es observar con la mirada de un niño. Te permiten detenerte en los detalles para comprobar que los entornos más rutinarios se pueden convertir en los escenarios más intrigantes y divertidos.

 

Está editado por Libre Albedrío, por cuya página os invito a pasear para que descubráis su genial catálogo.

 

 

DESPUÉS DE COLORÍN COLARADO.

 

Como proyecto el fin de curso pasado en el cole de HachE tenían que llevar un cuento para leerlo en clase a sus compañeros y este fue el que eligió.

 

El día que lo recogimos para traerlo de vuelta a casa hicimos parada en el parque y se arremolinaron en corrillo todos los amiguitos para disfrutarlo. Así bocata de merienda en mano y gafas mágicas en orejas y nariz disfrutaron de esta magnífica aventura.

 

MHPI II Collage

 

 

MHPI I Collage

 

 

Os animo a todos a poneros de vez en cuando unas gafas mágicas y al igual que el protagonista del cuento descubir otras realidades de lo que tenemos enfrente y eso además de con las gafas se consigue parándonos a observar y mirar para comporbar que en los cotidiano se esconden secretos que sólo con un poco de imaginación podremos descubrir. ¡No las dejés escapar!

 

A vuestros peques les va a encantar y a vosotros os va a permitir ver un mundo imaginario sólo posible si eres un niño o si tienes esta joyita entre manos.

 

Disfrtutadlo!

 

TÍTULO: Mi hermano pequeño invisible

AUTORA: Ana Pez

ILUSTRADORA: Ana Pez

EDITORIAL: Libre Albedrío

NÚMERO DE PÁGINAS: 24

CALSIFICACIÓN POR EDAD: Leerlos en brazos ( de 4 a 7 años)

 

 

SIn comentarios

Anímate y coméntame lo que te ha parecido. Estaré encantada de escucharte

Ir arriba