“11 maneras de llegar a la luna” y todas las que se os ocurran

 

 

Os propongo un viaje. El destino lo tenemos claro, lo que tenemos que organizar es la manera de llegar. Y en estea caso la cosa no va de hacer maletas, ni ahorrar para billetes, no. De lo que se trata es de que los peques después de leer este bonito cuento os digan de que manera viajarían ellos a la luna. El libro nos propone 11 formas diferentes pero la imaginación es libre e infinita así que este cuento y este viaje nunca terminan.

 

A través de sus páginas encontraremos las formas más originales de llegar a nuestro satélite. Haciendo guiños a algunos de los clásicos, desde el chorro de una ballena blanca a un camino de baldosas amarillas, hace un recorrido por las maneras más originales y divertidas de subir a nuestro cercano astro. 

 

 

IMG_0361

 

 

IMG_0363

 

 

¿Y que os parece si os digo que la última manera de llegar la elegís vosotros? Pues si, porque el libro invita al pequeño a proponer su manera de viajar. Además deja una ilustración abierta para además de contarlo poder dibujarlo.

 

 

IMG_0357

 

 

Es este un proyecto muy especial pues su publicación fue posible por la confianza de la gente que creyó en él a través de un proceso de crowfunding. Cada una de las personas que tuvieron que ver en que saliera adelante aparecen nombradas en una de sus páginas como agradecimiento.

 

Augusto Metztli es su autor e ilustrador, como él dice la luna siempre ha estado presente en sus  trabajos y un día comenzó a escribir las difererentes maneras que se el ocurrían para llegar a ella. Daba igual lo disparatadas que fueran. A esto le siguió ilustrarlas y se quedó con las que más le gustaron para dar forma a este proyecto. En cada página la luna es diferente pues como dice su autor cada uno la imagina de distinta manera.

 

Después de Colorín Colorado….

 

Tocaba la manera en la que HachE pretendía llegar a la luna.

 

– Mami, buscaría una escalera gigante para subir. Me iría llevando a la luna todas nuetras cosas y nos quedaríamos a vivir allí. Si alguien nos echara de menos lo invitaremos a subir con nosotros-. 

 

En su última versión la mudanza a la luna continúa pero ahora pretende ponerle propulsores a nuestra casa y propulsarla hasta la luna. Visto así nos ahorramos meter todo en cajas. El libro se presta a cambiar e imaginar la manera cada vez que lo leemos así que las posibilidades son infinitas consiguiendo siempre un final distinto.

 

¿Y sabéis que? Que hace ya más de 45 años unos señores, adivinando la publicación de este cuento, imaginaron una manera de llegar a la luna. La idea era muy divertida y disparatada, subirían en un cohete. Y pensando, pensando decidieron bautizarlo con el original nombre de Apolo XI. Imaginaron que caminarían por sus cráteres y que dejarían ahí sus huellas para siempre.

 

Nosotros es casa, con materiales muy sencillos ( una botella de agua, un embudo, fieltro de colores y pintura blanca), quisimos hacer la nave tal cual se la imaginaron, y nos quedó así de bonita. La próxima vez que leamos el cuento subiremos en ella y nos iremos de viaje. Porque con la imaginación se puede llegar al lugar que queramos de la manera que nos propongamos.

 

 

20151004_201228 3

 

 

 

 

 

Título: 11 maneras de llegar a la luna

Autor: Augusto Metztli

Ilustrador: Augusto Metztli

Editorial: Taza Lunar Books

Número de páginas: 36

Clasificación: Leerlos en brazos (4-7)

Comentarios ( 2 )

Anímate y coméntame lo que te ha parecido. Estaré encantada de escucharte

Ir arriba